BNEI MENASHE APRENDE MIENTRAS ESPERAN

BNEI MENASHE APRENDE MIENTRAS ESPERAN

Los Bnei Menashe, o hijos de Manasés, afirman descender de una de las Diez Tribus Perdidas de Israel, que fueron enviadas al exilio por el Imperio Asirio hace más de 27 siglos. Sus antepasados ​​vagaron por Asia Central y el Lejano Oriente durante siglos, antes de establecerse en lo que ahora es el noreste de la India, a lo largo de las fronteras de Birmania y Bangladesh.

A lo largo de su estancia en el exilio, los Bnei Menashe continuaron practicando el judaísmo tal como lo hicieron sus antepasados, incluida la observancia del sábado, el kosher, la celebración de las festividades y el cumplimiento de las leyes de pureza familiar en un nivel básico. Siguieron alimentando el sueño de un día volver a la tierra de sus ancestros, la Tierra de Israel.

Su número se estima actualmente en unas 10.500 personas. Hasta la fecha, hemos ayudado a unos 5.200 Bnei Menashé a emigrar a Israel, y unos 5.000 todavía esperan en India la oportunidad.

El período de espera difícilmente no es un tiempo pasivo; más bien, toda la comunidad está constantemente inmersa en el aprendizaje y la práctica de la fe de su herencia que han abrazado. Incluyendo oportunidades, siempre que sea posible, para que maestros y líderes vengan a sus comunidades desde Israel para realizar talleres especiales, conferencias y otros programas.

Uno de los talleres más recientes, a cargo de Yitzchak Kolney, fue aprender a atar los flecos rituales, o borlas, en la prenda de cuatro puntas conocida como tzitzit, una prenda ceremonial que suelen usar los hombres y los niños, como recordatorio de los mandamientos.

 

Nuestro Coordinador de Bnei Menashe, Tzvi Khaute, también se encuentra actualmente en India, impartiendo clases de Torá y brindando palabras de aliento y fortaleza a la comunidad que espera pacientemente, y diariamente, su turno para hacer aliyá.

Comments

comments