HISTORIA DE LA FAMILIA BISATTO (Continuación…)

HISTORIA DE LA FAMILIA BISATTO (Continuación…)

Historia de la familia Bisatto

Escribimos sobre la familia Bissato, Yehoshua, 45, Chana, 36, y su hija Leah, 10, cuando llegaron a Israel desde Caxias do Sul, Brasil. El camino inusual de los pastores, en realidad los alejó de las enseñanzas en las que crecieron y los llevó al judaísmo. Estuvieron buscando un proceso de conversión durante ocho años y están emocionados de comenzar este tramo final de su viaje al judaísmo.

Hoy estamos en Israel pero hasta llegar aquí enfrentamos muchas adversidades. Después de recibir la oportunidad de estudiar en Shavei Israel, comenzamos a planear venir, pero luego vino el Corona, los ataques a Israel e incluso las enfermedades. Tuve que hacer varios exámenes, tuve Corona y mi esposa incluso se sometió a una cirugía en la cual se le extirpó una lesión del útero. Esperamos más de un año hasta que se pudo abordar el avión y todo salió bien.

Tanta espera y angustia, rezamos mucho y lloramos mucho… pero nunca perdimos la emuná (fe). Estábamos seguros de que llegaría el día de nuestro viaje a Israel. Después de haber cancelado tres veces el viaje, pudimos comenzar esta travesía tan esperada. Y cada etapa del viaje estuvo acompañada de mucha emoción y lágrimas, pero esta vez, de alegría y agradecimiento por hacer realidad nuestro sueño. Cuando llegamos al aeropuerto Ben Gurión, parecía que volvíamos a nuestra casa. ¡Baruj Hashem!

Al llegar fuimos recibidos calurosamente por personas maravillosas que Hashem puso en nuestro camino, tenemos mucho que agradecer. Poco después, comenzamos las clases en el ulpán de conversión de Shavei Israel. El personal de Shavei Israel es increíble y tiene un conocimiento profundo de los conceptos judíos. Nos hacen reflexionar sobre los temas presentados y en cada clase aprendemos y crecemos más. Además, fuimos recibidos como parte de un gran familia, donde se preocupan unos por los otros, y tratan de ayudar en todo lo que necesitamos.

Estamos muy agradecidos por la oportunidad que tenemos de  hacer nuestro proceso de conversión en Shavei Israel. Pero aún tenemos muchos retos, el tema económico es algo que siempre nos deja en alerta. Aunque hemos recibido mucha ayuda hasta ahora, todas las cosas básicas, como los alimentos, el alquiler, el agua, la electricidad y el seguro médico requieren recursos considerables. Pero confiamos en Hashem, y Él seguramente enviará muchas buenas personas para ayudarnos. Solo podemos agradecerles mucho por todo lo que ya hemos vivido aquí en Israel. Ahora vamos a seguir esforzándonos hasta alcanzar nuestro objetivo final, que es hacer el gyur (conversión al judaísmo) B”ezrat Hashem. Yehoshua, Hanna y LeaH.

Comments

comments