DONDE VERDADERAMENTE PERTENEZCO-Primera Parte

DONDE VERDADERAMENTE PERTENEZCO-Primera Parte

Mucha gente me pregunta por qué emigré a Israel … Me dicen que vengo de un país hermoso y tenía todo lo que necesitaba. ¿Qué me animó a tomar esa decisión crucial? A lo que suelo responder con una  sonrisa: «En resumen, ¡no hay lugar como Israel!»
Ahora tengo 32 años. Nací y crecí en Puebla, una ciudad cercana a la Ciudad de México.
Mi padre es cristiano y mi madre no. Mis padres se divorciaron cuando yo era pequeña. La mayor parte de mi infancia, había sido principalmente cercana a la familia de mi padre.

Cuando tenía quince años, comencé a pasar más tiempo con la familia de mi madre. Eran diferentes a todas las demás familias de la zona. No trabajaban los sábados. No iban a la iglesia.
Mi madre siempre me enseñó que hay un solo Dios. Ella me enseñó a tener fe y nos animó a mí y a mis hermanos a leer el Tanaj. Esto lo aprendió mientras la criaban sus tíos, ya que su madre falleció cuando ella tenía cuatro años.
El apellido de mi bisabuela era Valencia. Vino a México desde Valencia, España. Creemos que era una mujer judía. No tenemos registros que lo demuestren. No hay documentos de nacimiento de ninguno de sus hijos, en ningún lado. Sin papeleo ni documentación. Solo las historias que escuchamos mientras crecíamos y el hecho innegable de que la familia de mi madre aparentemente siempre mantuvo la fe judía. Sin embargo, nunca explicó por qué o de dónde provenía este sistema de creencias. Ella nunca lo llamó judaísmo, pero creemos que nació judía.

Mi familia observaba ciertas costumbres como vestirse con ropa modesta y las mujeres solo usaban faldas; algo inusual en un ambiente secular era  que ellos solían celebrar Shabat los sábados en contraste con la mayoría de las otras personas. Tenían una olla especial para la leche y tenían estrictamente prohibido consumir carne de cerdo y mariscos.
Todos fuimos a la escuela con niños cristianos y mi mamá dejó en claro que, aunque deberíamos respetarlos a ellos y a su fe, éramos diferentes.

Cuando era niña y mis amigos o la familia de mi padre tenían eventos en sus iglesias, mi mamá siempre dudaba en dejarme ir. Ella decía: «Es mejor que no vayas». Pero nunca entendí por qué. Iría porque quería estar allí para mis amigos y mi comunidad, pero sabía que nunca estaba allí por observar la fe cristiana.
En Puebla no había comunidad judía.
Sabía que me sentía diferente, pero nunca había visto una comunidad judía para saber a dónde pertenecía realmente.
*************
Primero de tres extractos sobre la historia de Chaya: Descubriendo Mis Raíces, un capítulo del nuevo libro, «Layers: Personal Narratives of Struggle, Resilience, and Growth From Jewish Women» publicado por Toby Press, escrito por Shira Lankin Sheps de The Layers Project Magazine.
Chaya trabaja en Shavei Israel como directora de los departamentos de Bnei Anousim y judíos ocultos de Polonia y de nuestro Centro Ma’Ani.
Lea el resto de la historia de Chaya y muchas otras en este libro especial.
Para comprar su copia del libro en EE. UU., Canadá y en todo el mundo, haga clic aquí: https://korenpub.com/products/the-layers-project

Para comprar su copia en Israel, haga clic aquí: https://korenpub.co.il/products/layers
¡Usa el código ‘Shavei’ con un 10% de descuento!

Comments

comments