Parashá Vayelej

Parashá Vayelej

Autor: Rav Reuven Tradburks

Traducción: Eliav Riera

Vayelej es la parashá más corta de la Torá. La parashá completa es un capítulo de solo 30 versos.
1ra aliá (Devarim 31: 1-3) Moshé va. Y habla a todo el pueblo. Tengo 120 años. No los llevaré a la tierra; Di-s te guiará. Y Yehoshua te guiará.
Moshe enfatiza que ningún líder es indispensable. Di-s lidera. Yehoshua tomará su lugar como líder pero como socio de la Divinidad.
La parashá se llama Vayelej debido a la primera palabra. Moshe fue. ¿A dónde fue él? Ibn Ezra dijo que fue a cada tribu para informarles que no los guiaría, que está a punto de morir y que los bendeciría. La gentil despedida de Moshe es preciosa; He hecho lo que he hecho. Ahora es el momento de que Yehoshua lidere el próximo capítulo.

2da aliá (31: 4-6) Di-s hará por ti como lo hizo con Sichón y Og. Sea fuerte y firme, no tenga miedo ni se preocupe; Di-s estará contigo. Él no se irá de tu lado ni te dejará.
Las coplas son instructivas. Moshe repite la necesidad de ser fuerte, no preocuparse y que Di-s no te abandonará. La duplicación de expresiones es la forma en que Moshe dice que esto no será fácil. No creas que el pacto con lo Divino convierte la vida en un paseo por el parque. Mientras Él esté contigo, debes ser partícipe activo de tu propio destino.

3ª aliá (31: 7-9) Moshé llamó a Yehoshua, y delante de todo el pueblo le encargó que fuera fuerte y valiente. Porque Di-s estará contigo; Él no te abandonará, así que no temas. Y Moshe escribió la Torá y se la dio a los portadores del Aron.
Moshe anima mucho a Yehoshua: se jazak, fuerte y amatz, poderoso. No tengas miedo. Aunque Moshe acaba de decir exactamente lo mismo a la gente, le asegura a Yehoshua el éxito. Moshe está abordando los temores de Yehoshua. Porque aunque hay una promesa para el pueblo judío, quién sabe si yo, Yehoshua, merezco ser su líder. Quizás soy indigno. Esa es la sana humildad que todo líder debe mostrar. ¿Quién soy yo para dirigir a esta gran gente?

4ta aliya (31: 10-13) Hakhel: Cada 7 años, durante Sukkot, cuando todo Israel se reúne, lea esta Torá, para que todos aprendan a tener asombro y a observar la Torá.
Después de alentar a Yehoshua, Moshe escribe la Torá y aprendemos la mitzvá de Hakhel: lectura pública de la Torá cada 7 años. Y aunque Hakhel es una mitzvá significativa, su aparición aquí es curiosa. Moshe está en transición. Se está despidiendo. Yehoshua está invirtiendo. ¿Por qué ceñirse a la Mitzvá de Hakhel, de leer y enseñar a la gente a temer a Di-s? Quizás, y esto es una conjetura, la Mitzvá de Hakhel no es para enseñar a la gente sino para enseñar al Rey. El Rey debe leer la Torá frente a la gente. Quizás esta sea la versión de la Torá del prurito de los 7 años. Los líderes, las empresas y las instituciones a menudo se mueven en ciclos de 7 años. Después de 7 años, haga un balance. ¿Dónde estás? ¿Adónde vas? ¿Estás en camino? Moshe está instruyendo a Yehoshua. Debes guiar a la gente. Ser un sirviente de Di-s. Sucederán muchas cosas como líder que pueden hacer que se sienta demasiado confiado, altivo, tal vez temeroso, pesimista. Cada 7 años, tome la Torá y léala; haz balance, públicamente. Reinicie frente a todas las personas. Cuando vean eso, qué lección con el ejemplo. Ellos también se reiniciarán para ser sirvientes de la gente y de Di-s.

5ta aliya (31: 14-19) Di-s llama a Moshe y Yehoshua. Aparece una nube. Dice: este pueblo buscará ídolos y abandonará mi pacto. Los dejaré. Les esconderé mi Rostro y sentirán que los he abandonado. Seguramente me esconderé de ellos. Escribe esta canción. Enséñales esto, para que les sirva de testimonio.
Esta aliá se vuelve dura. Esto ahora no es Moshé hablando, sino Di-s hablando con Moshé y Yehoshua. Los judíos se rebelarán. Y Hashem se retirará, dejará a los judíos sujetos a cualquier calamidad que les ocurra. El mayor misterio teológico está contenido en este versículo: “Esconderé Mi Rostro de ti”. Relajado. Y se repite: Seguramente esconderé Mi Rostro. El mayor desafío teológico, planteado en nuestro tiempo por la insondable tragedia del Holocausto, debe lidiar con este eclipse Divino: Esconder Su Rostro. ¿Cuándo y por qué esconde su rostro? La Torá lo dice pero no lo explica. Y aunque la historia judía está repleta de tragedias, aparentemente momentos de este eclipse Divino, al menos en nuestro tiempo nos calienta lo contrario: los que hemos regresado a Su tierra nos calienta el Resplandor de Su rostro sobre nosotros.

6ta aliá (31: 20-24) Traeré a la gente a la tierra, pero responderán a su éxito con la rebelión. Que esta canción esté lista para cuando esto suceda. Moshe escribió la canción, enseñándola a la gente. De nuevo le encargó a Yehoshua que fuera fuerte.
Moshe volvería a parecer generoso con Yehoshua. Como si dijera: “cuando las cosas se pongan feas, no te culpes. Todo lo que puedes hacer es liderar. Si la gente te sigue o si se rebela, no es cosa tuya. Sé fuerte.” La generosidad hacia el próximo líder, hacer todo lo posible para ayudarlos a tener éxito es el signo de un líder que lidera no por su propio ego, que no querría que el próximo hombre sea mejor que él, sino que es el signo de un líder que lidera como un servidor del pueblo, solo queriendo el éxito de este.
Séptima aliá (31: 25-30) Moshé ordenó a los Leviim que colocaran la Torá al lado del Aron, como testimonio permanente. Porque conozco a esta gente y son tercos y cascarrabias. Reúne a todos los líderes para que pueda acusarlos, porque estoy seguro de que después de mi muerte habrá deslealtad. Y Moshe habló las palabras de la canción a la gente.
La canción a la que Moshe sigue refiriéndose parece ser Haazinu, la próxima parashá. La historia tendrá su parte de sorpresas. Pero habrá barridos de la historia que, aunque trágicos y llenos de sufrimiento, no tienen por qué ser crisis teológicas. En los albores de nuestra historia ya estamos esperando lo inesperado, afrontando la historia con un sentido sobrio de éxito y desafío.


Sobre el Autor:

El Rav Reuven Tradburks es el director de Majón Milton, el curso preparatorio en inglés para conversión, una asociación del Concilio Rabínico de América (RCA) y Shavei Israel. Además, es el director del RCA-Región Israel. Previamente a su aliya, el Rav Tradburks, sirvió 10 años como el Director de la Corte de Conversión del Vaad Harabonim de Toronto y así mismo como rabino de congregación en Toronto y en los Estados Unidos.

Comments

comments

Chaya Castillo
chaya@shavei.org