Refuerzo chino a Golani

Refuerzo chino a Golani

El artículo original en hebreo

El artículo original en hebreo

Tres jóvenes chinos de una comunidad judía que se asimiló, realizaron aliá a Israel, se convirtieron, y se enrolarán en dos semanas. Su sueño: ser aceptados en Golani. Moshé Li: quiero conocer amigos israelíes en el ejército.

Los tres nacieron en China, en la antigua comunidad judía de Kaifeng. Hace cinco años realizaron aliá, y hace poco finalizaron el proceso de conversión y ciudadanía. En dos semanas, se presentarán en la base de selección y absorción de Tel Hashomer y se enrolarán en el ejército israelí. A pesar de su edad relativamente avanzada (todos tienen 25 años), su sueño es ser aceptados en Golani.

Los tres, Moshé Li, Guidón Fan y Yonatán Sua, son los primero judíos de Kaifeng que se enrolarán en el ejército israelí en la historia. Realizaron aliá en el 2009, con la ayuda de Shavei Israel y finalizaron el proceso de conversión y ciudadanía el año pasado. Debemos resaltar que la comunidad de Kaifeng cuenta con 1000 personas, que a pesar de haber travesado un proceso de asimilación acelerado, preservaron su conexión al judaísmo.

En los últimos años, tiene lugar un increíble despertar entre los descendientes de la comunidad judía de Kaifeng, y en especial entre los jóvenes de la comunidad, quienes buscan sus raíces y su identidad. Hay entre ellos quienes se convierten y retornan al judaísmo. Hay incluso quienes piden realizaron aliá a Israel.

Michael Freund, director y fundador de la organización Shavei Israel, la cual se encuentra hace varios años en contacto con la comunidad e incluso cuenta con un emisario allí, logró hace unos años obtener autorización para traer a Moshé, Guidón y Yonatán y financió de su bolsillo todos los gastos de la aliá y la absorción. La organización Shavei Israel incluso les buscó una yeshivá y los acompañó durante todo el proceso de conversión y absorción en Israel. Ahora intentarán los tres, realizar otro pequeño sueño en su camino a convertirse en israelíes: enrolarse a Golani.

“Es muy conmovedor que Moshé, Guidón y Yonatán decidieron enrolarse para defender al país. Es la primera vez que judíos de Kaifeng visten el uniforme del ejército”, dice Michael Freund, el fundador y director de Shavei Israel. “Los judíos de Kaifeng son el hilo que conecta entre el pueblo judío y el pueblo chino, y espero que en el corto plazo logremos traer otros cuantos más a Israel”.

“Soy hijo único de padres que quedaron en la China”, cuenta Yonatán Sua, uno de los tres jóvenes que se enrolarán prontamente. “Antes de llegar a Israel comencé con el proceso de conversión. Estudié odontología durante tres años y trabajé en un hospital en la China. Siempre soñé con enrolarme a Golani, y estoy muy emocionado por enrolarme al ejército israelí. Estoy muy feliz por la posibilidad de conocer nuevos amigos en la unidad, y mediante el servicio militar convertirme en israelí”.

Un poco de historia: se supone que las raíces de la comunidad de Kaifeng provienen de comerciantes judíos de Irán que llegaron a la China hace cientos de años. A pesar de que los judíos de Kaifeng ya se asimilaron casi completamente (y por eso deben convertirse), sus descendientes continuaron preservando ciertas costumbres como no comer cerdo, hornear matzot en Pesaj, pintar el marco de la puerta de rojo (en lugar de poner la sangre del coredero), recitación de la bendición del vino en la noche del shabat y el encendido de las velas de jánuca.

Comments

comments