Judíos de Kaifeng

IMG_20131004_173056-300x225Es llamado “Calle de Estudio de Torá” en chino y por cientos de años fue el centro de la vida judía en la antigua capital de China, Kaifeng. Pero desde 1850, cuando la sinagoga fue cerrada, y el último rabino falleció, el centro “Calle de Estudio de Torá” ha sido más que nada un recordatorio de los días gloriosos pasados más que un centro viviente y vibrante. Ahora, gracias a Shavei Israel, “Calle de Estudio de Torá” tiene el potencial para retornar, si solo de forma modesta, a parte de su gloria anterior. El mes pasado, Shavei Israel abrió un nuevo centro para los judíos de Kaifeng en un pequeño pero muy bien amueblado departamento de dos pisos, con un bonito jardín que se caracteriza por un árbol de pomelo, adyacente a la calle con el famoso nombre judío. El nuevo centro Shavei incluye un cuarto grande para plegarias y clases, un cuarto para que las visitas puedan quedarse cuando vienen a visitar a la comunidad, una cocina y un comedor, y un cuarto separado para estudio online via Skype.
Los judíos de mi mundo, Diario Makor Rishón Las características y orígenes de los judíos de la China ¿Hay judíos chinos? El tema de la China en general y de los judíos de la China en particular, parece estar envuelto en la bruma de las leyendas exóticas, tanto por la distancia geográfica con el Lejano Oriente como por los intentos de la China de desconectarse del resto del mundo y por su tenaz voluntad de preservar su identidad peculiar. La judería china es una de las comunidades judías más antiguas en el Lejano Oriente. Las opiniones con respecto al momento de llegada de judíos a la China varían. Hay quienes dicen que estaban allí desde los comienzos de la historia judía, por ser descendientes de las diez tribus perdidas. Otros sostienen que llegaron en el primer siglo de nuestra era o aún después, en 231, con la expulsión de los judíos de Persia. Pero no caben dudas de que los judíos llegaron a la China en el siglo VII u VIII, con los primeros judíos arribados de la vecina India, o con los viajes de los mercaderes europeos por la ruta de la seda.